lunes, 19 de diciembre de 2011

¿Son los negros menos inteligentes?


Pasé algunos años de mi adolescencia en el pueblo de Ypsilanti, Michigan, en EE.UU., y tuve la oportunidad de estudiar en un liceo público. Ahí, lamenté ver que la abrumadora mayoría de los acosadores escolares, saboteadores y jóvenes sin mayor talento intelectual tenían la piel oscura, mientras que la abrumadora mayoría de los jóvenes respetuosos y talentosos intelectualmente, tenían la piel clara. Cuando regresé a Venezuela, no obstante, no observé esta correlación: en el liceo y en la universidad, encontré que había gente intelectualmente talentosa de todos los colores; y gente sin mucho intelecto, también de todos los colores.

A partir de esa experiencia, por años me pregunté si acaso habría alguna relación entre el color de la piel y el rendimiento escolar. Y, me encontré con algunas teorías que postulan que sí hay una relación entre la raza y el coeficiente intelectual de las personas. Probablemente el estudio más sistemático que pretende defender esta hipótesis es La curva de Bell, de Hernstey y Murray. Estos autores parten del hecho histórico de que, cuando se ha aplicado el famoso test IQ (por sus siglas en inglés, ‘Intelligence quotient’, coeficiente intelectual), los individuos de origen asiático superan ligeramente a los individuos de origen europeo, y éstos ampliamente a los individuos de origen africano.

La explicación ofrecida para esta disparidad es que la inteligencia está determinada biológicamente, y que algunos grupos raciales son más inteligentes que otros. J. Phillipe Rushton incluso ofrece una explicación en términos de la teoría de la evolución: las poblaciones africanas no desarrollaron tanta inteligencia, porque el favorable clima africano no hizo presión selectiva para que sobrevivieran los más inteligentes (en cambio, sí hizo presión selectiva para que favoreciera a los más sexualmente activos, y eso supuestamente explica por qué los negros tienen vidas sexuales más activas). En cambio, el duro clima europeo y asiático sí seleccionó a los más inteligentes (y a los menos sexualmente activos) entre las poblaciones blancas y asiáticas.

Así pues, bajo esta hipótesis, los blancos y asiáticos son más inteligentes que los negros. Y, los políticos deben estar atentos a esta disparidad. Pues, invertir cuantiosos recursos educativos en poblaciones negras terminará siendo un desperdicio, en vista de que los negros cuentan con algún impedimento biológico para desarrollar la inteligencia.

Estos argumentos, como ha de esperarse, levantan airadas protestas. Por mi parte, me parece que, si debemos rechazarlos, ha de ser porque tienen algún error, no meramente porque conduzcan a conclusiones incómodas, o porque así razonaban los promotores del apartheid sudafricano. Asimismo, estos argumentos tienen más plausibilidad que la homeopatía, la acupuntura, o incluso el mismo psicoanálisis. Ninguna de estas teorías es suprimida en las discusiones universitarias; tampoco deberíamos suprimir las teorías raciales de la inteligencia. No podré estar de acuerdo con estas teorías, pero lucharé por el derecho que sus exponentes tienen a expresarlas en argumentos plausibles. Con todo, rechazo estas teorías, pues creo que cometen tres errores fundamentales.

El primer error es asumir que las razas humanas existen. Tradicionalmente, se asume que una raza es una población con un conjunto de características que, de forma más o menos nítida, permiten hacer una distinción respecto a otras poblaciones. Podemos admitir que, en efecto, hay una alta correspondencia entre el color de piel, tipo de cabello, forma del esqueleto, etc. Pero, la selección de esos rasgos es arbitraria. Si segmentamos a la humanidad en función del tipo de sangre, o la frecuencia del lóbulo adherido en la oreja, encontraremos que esta segmentación no coincide con la típica segmentación racial. Además, si contrastamos los genomas de dos individuos de la misma supuesta raza, encontraremos que probablemente habrá más diferencia entre ellos, que si lo contrastamos con el genoma de un individuo de otra supuesta raza.

El segundo error es asumir que la inteligencia pueda medirse objetivamente con una prueba de IQ. Las habilidades mentales tienen múltiples dimensiones (social, espacial, emocional, etc.), y está muy lejos de quedar claro que el IQ las mida todas. El IQ está dirigido a facultades cognitivas abstractas necesarias para la sociedad industrial (en este caso, salen mejor quienes han sido criados en la sociedad industrial, pero ello no implica que tengan una disposición biológica para ello). Puede haber gente inteligente en una dimensión, pero no muy inteligente en otra. No sin razón, muchos psicólogos exhortan a una reforma de las pruebas del IQ, a fin de incorporar otras dimensiones de la inteligencia no contempladas anteriormente.

El tercer gran error es asumir que la inteligencia está biológicamente determinada. Parece bastante evidente que la estimulación del ambiente afecta mucho el desarrollo de la inteligencia. Un niño negro educado en buenas escuelas, con mejores condiciones socio-económicas, seguramente tendrá mejores resultados en la prueba IQ, que un niño negro educado en condiciones precarias. De hecho, se ha documentado un efecto que ha venido a ser llamado el ‘efecto Flynn’: con el paso de los años, los resultados del IQ han mejorado significativamente. Obviamente, en tan poco tiempo, la evolución no logra mejorar las habilidades cognitivas innatas de la gente. El incremento en los resultados del IQ es más bien señal de que, las mejoras en las condiciones educativas tienen una alta incidencia.

Vale advertir que no debemos incurrir en el error de la tabula rasa, y asumir que los seres humanos venimos al mundo como una hoja en blanco, sin ninguna predisposición genética en nuestra conducta. Cada vez hay más indicios de que la inteligencia cuenta con una firme base genética. Con todo, debemos tener presente tres cosas. Primero, que la inteligencia es una facultad multidimensional muy compleja, y que un simple test no podrá ofrecernos un mapa respecto a cuán inteligentes son las personas. Segundo, que si bien la inteligencia tiene una firme base genética, también depende ampliamente del ambiente para su desarrollo. Tercero, que es muy difícil hacer una correspondencia entre rasgos conductuales innatos y rasgos arbitrarios como el color de la piel, y que si acaso lográramos hacerla, la selección del color de la piel como rasgo definitorio es arbitraria, pues hay plenitud de otros rasgos que podríamos seleccionar para hacer correlaciones, los cuales arrojarían datos muy distintos.

9 comentarios:

  1. Si no existen razas humanas, entonces tampoco exysten razas de perros ni de caballos ni de vacas, y los cruces solo resaltan esas diferencias, por supuesto que no nos podemos fiar de los test, pero sea cual sea lo que estos test miden, miden algo, y quedo mas que demostrado que esas mediciones cambian con cada raza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. .1. La espeie de perros tiene una historia evolutuiva muy distinta a la especie humana, y eso es explica, en parte, por qué si existen razas de perros, pero no razas humanas.
      2. Los tests sì miden algo, pero no es del todo claro que midan la inteligencia óptimamente definida. Y, en todo caso, aun si midieran efectivaente la inteligencia, no es del todo claro que las supuestas variaciones raciales se deban a factores biològicos. Pareciera tratarse más bien de condicionantes sociales.

      Eliminar
  2. Confundir racismo (creer en la existencia de raza), con xenofobia o discriminacion racial, demuestra una gran pobreza intelectual, es lo mismo que el machista que subestima a la mujer, y eso no quiere decir entonces que el hombre y la mujer sean iguales, son DIFERENTES, y creo que eso es puntual. mi correo para cualquier debate es: villafra5@cantv.net

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que es incorrecto confundir el postular la existencia de razas con una actitud discriinatoria. Yo en ningún momento he participado de esta confusión. No obstante, te equivocas al postular que las razas humanas sí existen.

      Eliminar
  3. Hola otra vez.
    Si Stephen Jay Gould había planteado en La falsa medida del hombre eso mismo que usted plantea aquí y en otros artículos ( lo del mito de la raza, las limitantes de las pruebas de CI, etc) entonces por qué algunos científicos (entre ellos Dawkins) han criticado a Gould por esto? Acaso la ceaneometria no es pseudociencia? Me podría explicar por favor?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. En ciencia hay debates, y es perfectamente normal que un científico sea criticado por otros científicos. Dawkins criticó a Gould en varias cosas (la teoría de los equilibrios puntuados, la relación entre ciencia y religión, el alcance de la sociobiología), pero hasta donde sé, NO lo criticó por sus posturas en contra del racismo pseudocientífico.
      2. La cranoemetría no es una pseudociencia. Ciertamente se pueden estudiar diferencias de cráneos en diversas poblaciones. Pero, la craneometría del siglo XIX sí era bastante pseudocientífica, pues pretendía vincular esos estudios comparativos con niveles de inteligencia, cuestión que hoy es bastante refutada.

      Eliminar
  4. Y es cierto resulta ese estudio lo hizo el padre del adn en 1997 , lo trataron como persona no grata en londres. el estudio es del genoma humano de diferentes etnias resulta que como el humano aparecio en africa no tuvo mayores de supervivencia , en cambio los blancos pasaron mayores desafios . Al final resulta que la etnia mas superdotada es la amerindia sudamericana por todos los desafios que pasaron donde solo sobrevivian los mas intelugentes , son los mas inteligentes y de mejor fisico resulta que segun e. Genoma amerindio su estatura promedio deberia ser 1 85 pero la mala alimentacion hace que sea 1 65 , esto cientifico varios paises estudiaron el genoma humano para estudiar las enfermedades geneticas y este estudio el del amerindio lo hizp modesto montoya uno de los cientificps mas renombrados de latinoamerica

    ResponderEliminar
  5. Y es cierto resulta ese estudio lo hizo el padre del adn en 1997 , lo trataron como persona no grata en londres. el estudio es del genoma humano de diferentes etnias resulta que como el humano aparecio en africa no tuvo mayores de supervivencia , en cambio los blancos pasaron mayores desafios . Al final resulta que la etnia mas superdotada es la amerindia sudamericana por todos los desafios que pasaron donde solo sobrevivian los mas intelugentes , son los mas inteligentes y de mejor fisico resulta que segun e. Genoma amerindio su estatura promedio deberia ser 1 85 pero la mala alimentacion hace que sea 1 65 , esto cientifico varios paises estudiaron el genoma humano para estudiar las enfermedades geneticas y este estudio el del amerindio lo hizp modesto montoya uno de los cientificps mas renombrados de latinoamerica

    ResponderEliminar