lunes, 20 de febrero de 2012

Mi 'lavado de cerebro' en la Universidad Bolivariana de Venezuela


Trabajé como docente nueve meses en la Universidad Bolivariana de Venezuela, pero esa breve experiencia suscitó una gran transformación en mí. Al inicio, simpatizaba con el gobierno de Hugo Chávez. Al final, asumí el compromiso de nunca más votar por él.

La Universidad Bolivariana de Venezuela es una institución pública, financiada con los recursos del Estado. Es un elemental principio de justicia que, si todos los venezolanos contribuyen con sus impuestos al mantenimiento de esa universidad, todos tengan un mínimo de representación ideológica en ella. Sin embargo, no existe tal cosa en esa universidad. Ahí se persigue un agresivo programa de adoctrinamiento. Se investiga a los profesores, a fin de asegurarse de que guardan lealtad ideológica al gobierno, y el contenido curricular es increíblemente tendencioso.

No hay en esa universidad la menor posibilidad de hacer públicamente un comentario a favor de Adam Smith, o en contra de Simón Bolívar; el profesor que lo haga, corre el riesgo de ser expulsado. Incluso, ni siquiera estaría permitido que un estudiante lleve una franela que represente a un partido político opositor al gobierno (mientras que, por supuesto, hay plenitud de estudiantes que llevan franelas que representan al partido oficialista). Es evidente que, en una universidad como ésa, el nivel de diálogo y discusión es pobrísimo, y su mediocridad es prominente.

Hay, por supuesto, muchas universidades que funcionan de ese modo. Es de esperar que, en una universidad privada del Opus Dei, el profesor que se atreva a hacer un comentario crítico sobre Escrivá de Balaguer corra el riesgo de ser expulsado. Eso, claro está, es también objetable. Pero, hay una diferencia crucial, la cual es muchas veces ignorada: las universidades privadas no reciben fondos públicos, mientras que la Universidad Bolivariana de Venezuela sí. Y, es injusto que la universidad en cuestión reciba fondos públicos de todos los venezolanos, pero sólo permita la ideología de algunos venezolanos.

Pero, lo trágico de la Universidad Bolivariana de Venezuela no se limita a lo tendencioso de sus programas, sino también a las técnicas que emplean para adoctrinar a los profesores y estudiantes. Antes de empezar a trabajar, asistí a un curso de supuesta preparación docente. En realidad, en el curso nos exponían a observar videos propagandistas a favor del gobierno, como por ejemplo, documentales sobre el 11 de abril de 2002. Las conferencias que recibíamos eran sumamente agresivas (una ocasión fue un coronel a decirnos que alguna vez, Venezuela tendría que invadir Aruba y Curazao). Y, al final, era necesario entregar un ensayo sobre la educación. Puesto que, a partir de ese informe, se haría una selección, los aspirantes sabíamos que, para complacer a los jurados, era necesario cubrir el escrito con un tono político tendencioso.

Entre los profesores, había un clima de suma desconfianza. Se rumoreaba que había espías vigilando nuestras posturas políticas. La coordinadora de la Universidad Bolivariana en aquella época, continuamente convocaba reuniones a las cuales los profesores obligatoriamente debíamos acudir, a escuchar sus discursos políticos. En varias ocasiones, advertía que, en la universidad, había gente desleal al gobierno, y que era necesario expurgarlos. Esto, por supuesto, contribuía al clima de paranoia y desconfianza.

Buena parte de esos espías eran los mismos estudiantes, quienes vigilaban todo lo que el profesor decía. En cierta ocasión, reseñé en clase que en Cuba hubo fusilamientos. Un estudiante me acusó frente a la decana de mi facultad, y ésta me llamó en privado para advertirme que debía cuidar lo que yo decía. Casi nunca hice comentarios políticos abiertamente. Pero, al final, había sido etiquetado como uno de los desleales al gobierno que trabaja ahí, y recibí maltratos de algunos co-trabajadores (nunca propiamente de mis jefes, debo admitir).

Antes de empezar a trabajar en la Universidad Bolivariana, varios amigos y familiares me habían advertido que ahí me ‘lavarían el cerebro’. Aquella advertencia me parecía una tontería. Pero, después de esa experiencia, me doy cuenta de que no estaban tan equivocados. Ciertamente intentaron hacer algo parecido a un lavado de cerebro. Pero, por supuesto, no lo lograron.

Los simpatizantes del gobierno de Chávez no disputan el carácter tan tendencioso que tiene la Universidad Bolivariana, y sus pretensiones de adoctrinamiento. Pero, se excusan bajo la idea de que todo sistema educativo cumple una función de adoctrinamiento, y que en ese sentido, ellos tienen plena legitimidad en intentar divulgar la ideología oficial del gobierno.

Probablemente el mayor artífice de esta idea fue el filósofo marxista Louis Althusser. A su juicio, los Estados burgueses cuentan con aparatos ideológicos que se encargan de reproducir las condiciones de explotación. El principal aparato ideológico es, según Althusser, la educación. El sistema educativo tiene el objetivo de transmitir valores que permitan que los burgueses mantengan el status quo, y las masas proletarias no se rebelen. En ese sentido, a partir de Althusser, se ha asumido la idea de que, puesto que toda educación es necesariamente transmisora de ideologías, lo importante es asegurarse de que se transmita la ideología liberadora, y no la burguesa.

El análisis de Althusser tiene un alto grado de plausibilidad: los valores transmitidos en la educación ciertamente coinciden muchas veces con los valores de la clase dominante. Pero, sería un error asumir que todos los sistemas educativos incentivan en igual grado el adoctrinamiento de los educandos. En un sistema educativo liberal, se presenta al pupilo con varias alternativas ideológicas, y se permite que éste decida hacia cuál se inclina. En estos sistemas, se trata lo menos posible de acudir a métodos manipulativos o coercitivos. Hay, por supuesto, formas sutiles de dar la apariencia de presentar un sistema educativo liberal, pero en el fondo, transmitir la ideología de dominio. Y, hacia esas formas sutiles está dirigida la crítica de Althusser y sus seguidores.

Pero, aun si hacemos bien en desenmascarar a la educación liberal y colocar al descubierto sus métodos sutiles de ‘lavado de cerebro’, es insensato asumir que una educación de adoctrinamiento sutil tiene el mismo calibre que una educación de adoctrinamiento agresivo. La imposición deliberada, la manipulación y la coerción sí hacen una diferencia sustanciosa. Y, aun si admitimos que las universidades norteamericanas buscan reproducir la ideología burguesa, también debemos admitir que estas universidades dejan muchísimo más espacio a la libertad intelectual, que las universidades cubanas o norcoreanas. En EE.UU. hay plenitud de profesores universitarios marxistas; en Cuba no hay profesores universitarios liberales. Quizás las universidades norteamericanas han buscado sutilmente reproducir el sistema dominante, pero precisamente su concepción liberal de la educación permite que surjan voces disidentes en su seno.

Una educación como la que se provee en la Universidad Bolivariana de Venezuela es mucho más invasiva de la autonomía intelectual de los individuos. Ahí no hay la menor posibilidad de presentar visiones alternativas. Se espera que el pupilo internalice todo sin cuestionar nada. Y, las técnicas empleadas son las favoritas de los sistemas totalitarios: amedrentamiento (“es necesario expulsar a los opositores de esta universidad”), manipulación emocional (“si no fuera por nosotros, Uds. no tendrían educación”), propaganda (presencia de imágenes políticas en todos los espacios), etc.

Pero, así como he advertido que hay diversos grados de adoctrinamiento, y que una educación liberal (aun si, como sostiene Althusser, sirve como aparato ideológico del Estado) es mucho más deseable que una educación abiertamente adoctrinante como la que se provee en la Universidad Bolivariana de Venezuela, debo también advertir que los alegatos en torno al ‘lavado de cerebro’ son muchas veces exagerados.

Un régimen puede manipular mediante su aparato propagandístico, e intentar adoctrinar mediante su sistema educativo. Pero, afortunadamente, los adultos contamos con la suficiente autonomía individual para resistir. Si nuestras convicciones son lo suficientemente fuertes, ninguna manipulación podrá conducirnos a hacer cosas que nosotros no queramos hacer. Muy difícilmente la manipulación y el adoctrinamiento nos convencerá de algo para lo cual no tengamos alguna inclinación previa.

Durante la guerra de Corea, se rumoró en EE.UU. que el ejército chino había sometido a ‘lavados de cerebros’ a los soldados norteamericanos capturados mediante técnicas psicológicas misteriosas, y había logrado convertir a éstos en comunistas convencidos. Es cierto que el gobierno de Mao, durante la Revolución Cultural, promovió una ‘reforma del pensamiento’: los disidentes serían sometidos a humillaciones públicas y otras formas de tortura psicológica, y con eso se buscaba que modificaran sus posturas políticas.

Pero, es muy dudoso que esto alguna vez logró los objetivos esperados. Aquellos soldados norteamericanos que se convirtieron en comunistas durante la guerra de Corea seguramente ya tenían algún germen de simpatía por el comunismo, al menos bajo la forma “el comunismo no es tan malo”. Ciertamente una dosis de manipulación puede inclinar a una persona hacia una u otra tendencia, pero nunca radicalmente en detrimento de su postura original.

Escenarios retratados en filmes como El candidato de Manchuria, según los cuales los individuos tienen un prolongadísimo efecto de sugestión post-hipnótica, o que es posible invadir la mente de las personas para que hagan cosas que no quieren hacer, son ficticios. Mucho más real es el escenario de La naranja mecánica: someter a un individuo a la observación involuntaria de imágenes no altera en gran medida su configuración mental.

La CIA alguna vez trató de emular a los chinos con un programa de manipulación mental, llamado MKULTRA. Por varios años, trató de lavar el cerebro a muchas personas sin su consentimiento, mediante la administración de drogas, manipulación emocional, amedrentamiento, etc. Su objetivo era cultivar agentes despojados de autonomía psíquica, a fin de que pudieran cumplir misiones peligrosas. La CIA nunca logró su objetivo, y MKULTRA, además de ser una monstruosidad moral, fue un fiasco: nunca logró doblegar por completo la voluntad de sus sujetos.

La propaganda y el adoctrinamiento existen, y son sumamente objetables. Contrario a lo que opinan los seguidores de Althusser, es mucho más moralmente objetable imponer valores mediante la manipulación y el amedrentamiento, que mediante la persuasión sutil. Por ello, el perfil de la Universidad Bolivariana de Venezuela es sumamente objetable. Pero, ni la CIA, ni la Universidad Bolivariana de Venezuela, tienen el poder de hacer un ‘lavado de cerebro’, tal como se entiende este término tradicionalmente, a saber, como la supresión total de la voluntad y la autonomía psíquica de los individuos. Fue precisamente por ello que, aun con los intentos de ‘lavarme el cerebro’ en la Universidad Bolivariana de Venezuela, hoy rechazo su ideología.

28 comentarios:

  1. Coincido contigo y me gustaría que me respondieras: ¿consideras que el lavado de cerebro es más real en los escenarios de las sectas religiosas?

    Un saludo

    -D

    PD: Resulta inconveniente este sistema de comunicación. Recomiendo que abras cuenta en Twitter, en Formspring y/o instales Disq.us en el blog. Para saber cuándo me respondes ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, sin darme cuenta, te respondí a tu email. Voy a seguir tu recomendación de abrir cuenta Tweeter, soy un poco lento con las tecnologías...

      Eliminar
  2. Gabriel
    "afortunadamente, los adultos contamos con la suficiente autonomía individual para resistir. Si nuestras convicciones son lo suficientemente fuertes, ninguna manipulación podrá conducirnos a hacer cosas que nosotros no queramos hacer."

    Tu afirmación previa aplica a los adultos intelectualmente dotados en mayor o menor grado, pero ¿qué pasa con los adolescentes, con los adultos jóvenes con escasa formación y desapego por el conocimiento y con los mayores que previamente nunca se acercaron intelectualmente a alguna corriente ideológica?

    Creo que estos tres son los grupos más vulnerables al lavado de cerebro y casualmente no son minoría, sino un enorme espectro de individuos, diría que representan a la mayoría del país

    Por eso, esto:
    "Pero, ni la CIA, ni la Universidad Bolivariana de Venezuela, tienen el poder de hacer un ‘lavado de cerebro’, tal como se entiende este término tradicionalmente, a saber, como la supresión total de la voluntad y la autonomía psíquica de los individuos."

    No creo que sea totalmente cierto, por lo menos no en Venezuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lavado de cerebro eso es la revolucion chavista, ya pase por eso y creeme es tan convincente porque te vacilan mucho y logran enredarte, pero lo que ayudaria a ver la realidad es tener valores humanos buenos, esta gente chavista enseñan valores muy malos desde las bulgaridades e insultos hasta el desprecio de la vida y el apoyo a los ladrones

      Eliminar
    2. Gracias por tu comentario. ¿Dónde atravesaste ese lavado de cerebro?

      Eliminar
  3. Hola Marlon, gracias por el comentario. Ciertamente, si alguien es joven, inseguro o desvalido, es más fácil manipularlo hacia una u otra creencia, y tanto el gobierno como la oposición son hábiles en esta manipulación. Pero, la frase "lavado de cerebro" implica un cambio radical e involuntario de pensamiento, a una persona que tiene convicciones firmes. Por más que yo trate de manipularte y de someterte a tortura psicológica, es poco probable que yo logre que tú opines que el Heavy Metal es satánico. A eso me refiero con la idea de que el "lavado de cerebro" no doblega voluntades...

    ResponderEliminar
  4. mi pregunta es, la universidad bolivariana de venezuela, a nivel academica, que tal es ? me han dicho que es buena, soy colombiano y pienso ir a estudiar alla, me gustaria ver su comentario de un profesor de esa universidad. gracias, mi correo es fabio_hernandez@informaticos.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, sólo puedo responderte desde mi experiencia como docente en el núcleo de Maracaibo, y no pretendo que mi juicio pueda generalizarse a toda la Universidad Bolivariana. Pero, basado en mi experiencia, opino que esa universidad es PÉSIMA y brutalmente adoctrinante.

      Eliminar
  5. LAS BARRERAS "NO FISICAS" MAS MENTALES O PSICOLOGICAS CRAEADAS A VECES BAJO REGIMENES DE TERROR SON MUY DIFICILES DE ABATIR.. Pavlov y su luz roja y verde con los perros. El pueblo de Venezuela ha vivido popr 14 anos, quizas un poco menos bajo la egida de un manipular de masas, encantador de serpientes, asi que ahora encontrara en MADURO su nuevo ideal.. sera tarea de quienes esto saben tratar de desmantelar, en modo, tranquilo y sin crear mayor sozobra y desconforte y desconcierto.
    URSS era el gran manipulador; Vietcongs; khmer rouges... y sus filosofias de la soportacion del dolor.. saben muy bien cueles teclas tocar...
    que terrible es para nuestras tierras esto combatir,.

    ResponderEliminar
  6. Dr. Gabriel, ¡buen día!

    Quisiera volver a formular la pregunta que hizo hace más de un año David. A. Osorio., a saber, ¿consideras que el lavado de cerebro es más real en los escenarios de las sectas religiosas?
    Te replanteo la pregunta porque en aquella ocasión fue contestada vía correo electrónico. ¡Gracias de antemano por tu respuesta!
    Además de ello, quisiera hacerte saber lo importante que fue para mí, políticamente hablando, leer tu artículo. Soy mexicano y estudio en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Filosofía. Te comento que fue significativo leer tu artículo,pues en México podría ser dudosa la información que se da acerca de la situación política en Venezuela -sobre todo ahora que son tiempos de elecciones tras la muerte de Chávez-. En México se tiene la desconfianza de si la información que se recibe de tu país no es -altamente- modificada por la intervención política norteamericana, influencia que es muy grande en México. Normalmente, por lo menos en lo que respecta a mí, no me atrevo a hacer un juicio sobre la situación política del régimen político ya sea cubano, ya sea venezonalo; puesto que, a mi forma de ver las cosas, no es del todo permitido ni justo realizar un jucio acerca de una situación que la propia experiencia no es capaz de evidenciar y que, añadido a eso, existe la sospecha de información tergiversada por otros medios políticos de comunicación dominante -situación casi universal en el ámbito político, cualquiera éste fuere-.
    Sin más, me despido y me encuentro complacido de haber encontrado tanto tu canal en Youtube, como tu Blog.
    Saludos.
    Enrique Esquivel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique:
      1. En las sectas religiosas tampoco opera el lavado de cerebro. Hubo en EE.UU. un gran pánico; algunas personas alegaba que las sectas religiosas raptaban a sus familiares, les lavaban el cerebro, y aseguraban mantener su permanencia en la secta. Hubo incluso intentos de "deprogramación": los familiares raptaban a las personas que estaban en la secta, y las sometían a métodos forzosos para hacerlas renunciar a sus creencias religiosas. Todo esto era un fiasco. Sencillamente, estas personas se nagaban a aceptar que sus parientes habían escogido por cuenta propia otra doctrina religiosa.
      2. Ciertamente, como en cualquier país, en Venezuela hay manipulación mediática, y no todo lo que se dice sobre el gobierno de Chávez (o su sucesor Maduro) es verdad. Yo veo noticias internacionales, y muchas veces me escandalizo de cómo distorsionan lo que acá ocurre. Pero, puedo dar testimonio de que el adoctrinamiento en las universidades controladas por el gobierno venezolano es muy agresivo. Por lo general, las universidades latinoamericanas están volcadas hacia la izquierda (lo comprobé cuando estuve en la UNAM y en Cuernavaca), y eso no está mal. Pero, en las universidades bolivarianas en Venezuela, se ha incurrido en una vigilancia casi estalinista.
      Gracias por escribir, y seguimos en contacto.

      P.D. Si mal no recuerdo, Enrique Dussel es profesor de filosofía en la UNAM. No es un personaje por el cual tenga mucha simpatía, en algunos rincones de este blog lo he criticado.

      Eliminar
  7. Buenos días Sr Andrade. Soy estudiante de la Universidad Monteávila y estoy haciendo un trabajo interno de géneros periodísticos precisamente sobre la polémica que existe en el país sobre: mayor cantidad de centros educativos pero menor calidad de la educación. Quisiera saber si podría concederme una entrevista ya que usted fue partícipe de estos procesos y su opinión puede ser mucho mejor que la mia que nunca he estado allí. Mi nombre es Ivanna Angelini, si puede por favor escríbame al mail: anniematthes14@gmail.com, gracias.

    ResponderEliminar
  8. Sí, Grabriel, voy entendiendo el último blog con etiqueta de “educación”. Bueno, ya que has compartido tu experiencia sólo me queda decirte que lamento lo desafortunada que fue. Y aplaudo tu honestidad intelectual cuando dejas de lado a tus jefes y que no puedes generalizar a la U Bolivariana. Quizá toda ella sea “adoctrinante” o quizá no. ¿Cierto? La cosa es que lo mismo te puedo decir de la facultad de ciencias políticas de la UNAM aquí en México o de la Escuela Superior de Economía del IPN, también aquí en México. No llegaríamos a ninguna parte. Esto complica un poco más la cosa: quizá lo adoctrinante sólo era en la facultad donde estuviste, en la carrera o incluso en el salón que te tocó ocupar, o simplemente la agestión que te cupo en suerte era adoctrinante y castrante. Ahí tenemos tres posibilidades, sin embargo eres tú el que sabe más al respecto.

    Ahora, también es verdad que como materialista y positivista (si es que no son la misma cosa en las comunidades científicas) que eres (según has escrito y dicho en tus programas) tienes establecido un discurso determinado. Lo identifico como parte de tu grupo de lectores. Todo lo que uno dice y escribe tiene una etiología ideológica, supongo, y es ahí, en ese marco teórico-metodológico desde donde emergen tus argumentos. Sólo lo supongo, Gabriel, no estoy seguro. No tengo el gusto de conocerte.

    Eres un profesor muy leído y escuchado, significa que tus palabras de pronto se pueden convertir en referente de opinión. No, más bien ya eres un referente de opinión por lo que leo en los comentarios. No sé si te has dado cuenta, supongo que sí, que en ocasiones los comentarios que te escriben resultan apologéticos. Lo habrás notado. Pero en fin, supongo que le darás a mis palabras la importancia que merece y ¡ya!

    Si te hice el comentario en el blog sobre Freire y su propuesta pedagógica era por la culpa de la tercera omnisciente, Gabriel, la tercera persona que la que siempre sospecho porque de pronto sabe algo y supone que yo debo saber lo mismo sin la experiencia empírica del Yo, des esta primera persona, Gabriel, que escribe suponiendo que lo que me dices es verdad porque no tiene ninguna razón para inventarte un cuento. Te creo porque acabo de leer este blog. Pero que conste en la plana: no sé si sea verdad.

    ¡Pero qué chigaos, Gabriel!, como decimos e mi país, a mí me gusta lo que escribes porque eres muy didáctico, como sólo los positivistas (a juzgar por la experiencia con mis maestros de cuando la carrera) pueden hacerlo: tan evidente, tan real, tan nada subjetivo y que me ayudó a crearme una es-truc-tu-ra de pensamiento que hoy me permite hablar e investigar desde la subjetividad. ¡Poca cosa!

    Hasta siempre, Gabriel, te mando un saludo desde este norte sangriento. Mientras mi país se desmorona (a juzgar por las noticias que seguramente han llegado hasta Venezuela) y la guerra está al otro lado de mi ventana, sigo esperanzado de que el diálogo es la primera alternativa para continuar en comunidad. Después se evidencias el resto de las alternativas que siempre resultan ser las bélicas.

    PD. No fui profesor de la U Bolivariana, lo comenté a guisa de ejemplo para mostrarte que quizá alguien más compartiría una experiencia diferente a la tuya; no por inventar un cuento, como aclaras, sino porque realmente este otro profesor realmente la pasa bien como profesor de la U.

    ResponderEliminar
  9. Amigo Andrade
    Coincido con Ud en todo su escrito.
    Sufri esa experiencia por 2 años cuando estuve trabajando en la UBV, DONDE en solo 2 oportunidades me dijeron que asistiera al gran salon del piso 7, cual no seria mi asombro oyendo a la rectora hablar de tecnicas para evadir el saboteo de los escualidos, del manifiesto comunista y otros vomitables asuntos. No asisti nunca mas, sencillamente no iba. En mi sitio de trabajo, recuerdo que habia una foto del che Guevara con un escrito que decia" El Che es como Tu" a lo cual en varias ocaciones exprese que yo no habia matado a nadie y me bañaba todos los dias...Al cumplirse el segundo año de mi contrato justo en el mes de diciembre pregunte sobre mi nueva contratacion y por el silencio que note me pude dar cuenta que no me lo iban a renovar. En efecto para el mes de enero le pregunte a una amiga mia sobre algun comentario referente a la no renovacion de mi contarto y laconicamente me conresto: NO TE RENOVARON EL CONTRATO POR ESCUALIDO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu experiencia. Supongo que tú estuviste en Caracas, mi situación fue en Maracaibo. Nodebemos callarnos esto. Debemos tratar de hacer esto público en todos los espacios.

      Eliminar
  10. Soy ubvista y me ha impartido clases profesores de universidades tradicionales Qué a la final algunos buscaban desviarse del programa y darlo Cómo mejorar les pareciera. Es el pensum más completo en derecho que ha podido existir basándose en valores humanitarios que sí cada uno de mis cuasicolegas llegara a estudiar allí se daría cuenta de inmediato por la diferencia que existe entre la UFT YACAMBU y Otras que no enseñan nada. .dicho por los mismos estudiantes de allí que jamás les explican ni debaten las leyes. Les exigen caletre aprenderse los artículos de memoria. Nosotros discutimos estos lo llevamos a la realidad y ejemplificamos. Ya me voy a graduar y puedo decirle que la mayoría es opositor. Mi pregunta es? ? Que hacen allí sino compaginan y critican tanto este proceso? ??? ?Buenas tardes. ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente, en la UBV no has corregido la terrible ortografía con la cual escribes. Sugiero que mejores eso. No sé muy bien cuál es la intención de tu comentario. Pero, en fin, reitero lo que escribí en el blog: la Universidad Bolivariana de Venezuela es brutalmente opresiva, en la medida en que no tolera ningún tipo de disidencia ideológica entre sus profesores y estudiantes.

      Eliminar
  11. Hola amigo, siento mucho que tu experiencia sea desafortunada. Yo por el contrario he tenido un aprendizaje personal y he participado en el aprendizaje colectivo de manera muy grata, entre situaciones de diverso grado de complejidad, insatisfacciones, pero en general muy provechosas para el enriquecimiento personal, académico, intelectual.
    Te cuento que soy egresada de LUZ, Maracaibo con el 1er lugar de la promoción y 2da. En el año. Sólo vi un tema de marxismo, todos los contenidos en la escuela de Sociología eran de corte liberal. Por otra parte, presenté el proyecto de tesis doctoral y me agredieron psicológicamente, con gestualidad agresiva y me amenazaron de reprobarme la tesis, este fue el jurado de LUZ, por su puesto, esto es fundamentalmente por desarrollar la investigación en base a los consejos comunales. Cualquier comentario positivo sobre la gestión de los consejos comunales ocasionaba en el jurado un dolor de cabeza y una furia impresionante. Y déjame decirte en el municipio Miranda existen experiencias muy positivas de gestión que ningún docente de derecha se daría la tarea de difundir a menos que sea del partido de oposición al gobierno nacional. Esto es muy triste. Por esta y otras situaciones no comparto contigo las opiniones de esta publicación y te invito a investigar las agresiones sufridas por muchos docentes de la UBV, que siendo egresados de LUZ con excelentes calificaciones, sólo por el hecho de trabajar en instituciones del gobierno, han sido amedrentados, perseguidos hasta lograr en algunos casos su retiro por lo insoportable que se torna la persecución política.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estílita, es totalmente irrelevante si en La Universidad del Zulia, los profesores afines al chavismo han sido maltratados. Yo acá estoy discutiendo el adoctrinamiento en la Universidad Bolivariana de Venezuela, no el adoctrinamiento en LUZ. El hecho de que una universidad cometa abusos de ninguna manera justifica que en otra universidad también se cometan abusos. Pero, aprovecho para comentar que, en tanto yo he trabajado en ambas instituciones y las conozco bien, puedo asegurar que en la Universidad del Zuilia hay muchísimo más respeto a la disidencia. Lo que ocurre en la Universidad Bolivariana es una monstruosidad. Ojalá tú puedas contribuir a mejorar esa lamentable situación.

      Eliminar
  12. Bien, no haré uso de este medio porque la discusión es larga y tendida. Cuando tengamos oportunidad discutimos. Mi omisión a responderte no obedece al dicho popular "el que calla otorga" simplemente tengo muchas cosas que decir al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, puedes responder cuando quieras. Me parece positivo que, a diferencia de muchos profesores en la UBV, estés abierta al debate.

      Eliminar
  13. Disculpa, ¿dónde puedo denunciar un lavado de cerebro cuasi-religioso? Hace semanas empecé a asistir al eje socialista del estado Barinas y descubrí que hay una persona allí manipulando jóvenes menores de edad para convencerles de que es un hombre iluminado que puede leer mentes. Utilizó el método que se describe acá: http://actualidadclinica.wordpress.com/2012/08/06/5-claves-para-detectar-a-un-terapeuta-sectario/
    Y pues, la última vez que fui ya tenía a varios de estos muchachos prácticamente con el cerebro lavado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da la impresión de que no has leído el artículo del blog. Dejo muy claro en ese artículo que el lavado de cerebro NO existe. Puede haber intentos de adoctrinamiento, como el que ocurre en la Universidad Bolivariana, pero no lavado de cerebros, como se imaginan los que sienten paranoias con las sectas.

      Eliminar
  14. Durante la guerra de Corea, se rumoró en EE.UU. que el ejército chino había sometido a ‘lavados de cerebros’ a los soldados norteamericanos capturados mediante técnicas psicológicas misteriosas.

    Falso. Desconoces los principios del Ejército Popular y su política a los prisioneros, y has repetido un rumor propagandístico de EE.UU. de aquella época. Lo que proponía Mao lo dejó muy claro en sus 8 advertencias, y se observaba que así se hiciera:

    "8) No maltratar a los prisioneros. "

    https://www.marxists.org/espanol/mao/escritos/TMR47s.html

    El Ejército Popular de China NO TORTURABA, y trataba humanamente a los prisioneros, y los reeducaba mediante el debate, dándoles conciencia sobre los crímenes de Estados Unidos, que son imposibles de ocultar, y sobre qué habían hecho sus aliados en China. Un porcentaje de los soldados, después de tomar conciencia, cuando fueron devueltos, eran inservibles para el ejército norteamericano porque NO QUERÍAN LUCHAR CONTRA MAO DEL LADO DEL RÉGIMEN MÁS VIOLENTO DE LA ÉPOCA, el de Estados Unidos. Y para tapar eso, lo que hizo el Estado yanqui fue inventarse esta fábula que tú repites: "si los soldados yanquis no quieren luchar de nuestro lado, no es porque vean que somos unos genocidas, que es lo que somos, sino porque les han "manipulado la mente mediante tortura" (claro, no vamos a reconocer lo que somos...)."

    Parece que el "lavado de cerebro" te lo han hecho a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. No me han lavado el cerebro, porque como he escrito en el blog, nadie puede lavar el cerebro a nadie.
      2. Debes leer con más atención lo que he escrito. He dicho que había rumores en EE.UU. sobre los lavados de cerebro hechos por los chinos. La existencia de esos rumores no es falsa. Una cosa es decir que había rumores, y otra cosa es decir que esos rumores eran verdaderos. Yo sólo he afirmado lo primero.
      2. Con todo, eres tremendamente ingenuo en creer que China daba cumplimiento a esas 8 advertencias en la retórica de Mao. El gobierno de Bush decía que no torturaba a nadie, pero hoy sabemos que sí torturaba. Lo mismo aplica a China. Están amplísimamente documentadas las técnicas de tortura psicológica que los chinos emplearon en la guerra de Corea.

      Eliminar
  15. Hola soy periodista venezolana en Chile. Quisiera contactarme con usted a la brevedad. Algún mail? Saludos y gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, mi dirección es: gabrielernesto2000@gmail.com

      Eliminar