jueves, 7 de marzo de 2013

La muerte de Chávez y el pensamiento crítico



Cualquier persona que valore el pensamiento crítico y racional debe sentir algún grado de repudio intelectual por la figura de Hugo Chávez. Chávez promovió el mito indigenista del buen salvaje, y con ello, pretendió equiparar en valor a los supuestos “conocimientos ancestrales” con los avances de la ciencia rigurosa. Defendió la teoría de que Bolívar no murió de tuberculosis, sino que fue asesinado. Asimismo, Chávez apoyó la teoría de la conspiración lunar (al punto de que Christopher Hitchens, al venir a Venezuela invitado por Sean Penn, al escuchar estas teorías disparatadas de Chávez, llegó a dudar de su estabilidad mental).
            La muerte de Chávez propició aún más ataques al pensamiento crítico. Al anunciar la muerte del presidente, Nicolás Maduro postuló la hipótesis de que Chávez no murió por causas naturales, sino que “el imperio” le sembró el cáncer. Es comprensible que, en momentos de intenso dolor, se suspendan las facultades críticas. En la mitología griega, por ejemplo, Áyax queda afligido al no recibir las armaduras de Aquiles, y en su arrebato, mata al ganado. El antropólogo Renato Rosaldo narra cómo los ilongotes en Filipinas, cazan cabezas humanas como medio de catarsis para drenar su dolor ante la pérdida de algún familiar querido. Las cortes norteamericanas eximieron de culpabilidad al general Daniel Sickles, quien en un arrebato de furia por celos, mató al amante de su esposa.
Pero, el problema con los afligidos por la muerte de Chávez es que, a diferencia de los casos que he mencionado, su arrebato irracional no es temporal. Ellos se deleitan con teorías de la conspiración. Y, por supuesto, el hermetismo con que se manejó la enfermedad de Chávez propicia las más alocadas especulaciones respecto a qué sufrió Chávez en realidad.
            Lo más lamentable, no obstante, es que la erosión del pensamiento crítico en Venezuela no se limita a los conspiranoicos que simpatizan con el gobierno. Los opositores tampoco se conforman con admitir que Chávez murió, sencillamente, por una enfermedad. Ellos también tienen sus propias explicaciones absurdas respecto a la muerte de Chávez. Según una versión, Chávez recibió un castigo divino por haber hecho tanto daño al país (es el tipo de explicación que hizo muy popular la literatura profética de la Biblia hebrea). Según otra, Chávez recibió una maldición (como la de Tutankamón), por haber exhumado el cuerpo de Bolívar (precisamente para investigar si fue o no asesinado). Aún otros sostienen que Chávez murió como consecuencia de haber maldecido al pueblo de Israel desde sus entrañas (presumiblemente, esta disparatad idea proceda del ‘zionismo cristiano’ promovido desde el siglo XIX por las sectas protestantes dispensionalistas).
            En esta erosión del pensamiento crítico, opera un principio fundamental de la psicología, heredado de nuestros ancestros en la sabana africana en los orígenes de la especie humana. Este principio es la tendencia a buscar y encontrar patrones donde, sencillamente, no los hay. La paranoia y el pensamiento mágico fueron rasgos mentales adaptativos. La naciente especie humana siempre estaba al acecho de depredadores y enemigos, y en ese sentido, atribuir agencia a fenómenos resultó ventajoso, pues hizo crecer en nosotros una disposición para evadir el peligro. Las consecuencias, no obstante, son que hoy tenemos una proclividad a la paranoia y a invocar explicaciones sobrenaturales a fenómenos que no necesitan ese tipo de explicaciones.
            Con todo, desde hace dos mil quinientos años, hemos tenido la capacidad de vencer estos sesgos psicológicos, y refinar nuestro pensamiento crítico. Y, así, aun si nuestra reacción instintiva es que, detrás de una ráfaga de viento hay un fantasma que sopla, nuestra educación racional nos permite saber que se tratan de explicaciones erróneas.
            A la hora de considerar diversas hipótesis para explicar un fenómeno, lo más racional y efectivo es seleccionar aquella que al explicar los hechos suficientemente, sea la más simple; en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más correcta. Se trata del principio que ha venido a llamarse la ‘navaja de Occam’, en honor al filósofo del siglo XIV
            Si bien no conocemos los detalles de su muerte, tentativamente podemos admitir que la hipótesis de que murió por cáncer explica suficientemente bien el evento. No quedan vacíos explicativos. Invocar la mano siniestra de la CIA para explicar la muerte de Chávez es seleccionar una hipótesis que, innecesariamente, añade complejidad. Añadir que, junto al cáncer, un castigo divino o una antigua maldición hizo que Chávez es muriera, es complicar sin necesidad la explicación. Ya es suficiente con invocar el cáncer como explicación, no es necesario invocar entidades sobrenaturales para explicar un fenómeno natural.
            En vida, el mismo Chávez fue responsable de alimentar la irracionalidad entre los venezolanos, al defender teorías conspiranoicas que hoy suelen deleitar a un sector de la izquierda. Lamentablemente, su muerte ha acentuado aún más estas teorías absurdas, y tanto su vida como su muerte nos dejan un legado de erosión de las facultades críticas de los venezolanos.  

13 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Muy profunda visión. Muy acertado además en tus observaciones sobre las debilidades de la oposición y sus teorías absurdas. Me tocó más de una vez oírlas en reuniones sociales. A un señor que no es ignorante, sino un hacendado respetable de una familia tradicional, una vez lo oí diciendo muy seriamente, que los animales que salían en los billetes eran parte de una conspiración de Chávez y mostraban su pacto con el diablo, porque eran todos animales diabólicos... Los chavistas no se distinguían por su inteligencia o ingenio, pero la oposición a veces podía darse el inmerecido lujo de cultivar peores estupideces aún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi alma!!!!!! Yo puedo entender que la cabra o el gato negro sean diabólicos. Pero, ¿qué de diabólico tiene el turpial o el cachicamo?

      Eliminar
  3. Opiniones al servicio de la embajada norteamericana, como sentir repudio intelectual por la figura que democratizo la cultura y la participación de la ciudadanía venezolana? como sentir odio por el hombre que tiró por el piso los índices de analfabetismo? Triste y lamentable que pongas tu pluna al servicio de la entrega de identidad. A pensar un poco por nosotros mismo y a repetir menos los slogans del imperialismo. http://www.youtube.com/watch?v=9I0WZFi99jw

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que conoces muy poco sobre sentido crítico: incurres en la falacia genética, al asumir que, puesto que mi postura procede de la embajada norteamericana (cuestión que, en todo caso, es falsa), esa postura es falsa. Sospecho que, como Chávez, también opinarás que el hombre nunca llegó a la luna, que los chamanes tienen el mismo valor que los médicos científicos, y que la Pacha Mama existe.
      Además de eso, incurres en el nacionalismo, al defender la necesidad de una "identidad".
      Muy triste y lamentable tu comentario.

      Eliminar
  4. El asunto va más allá. El régimen usa la mentira como arma política. Alega estar en guerra (contra todo), y en este estado bélico la supresión de la verdad o el uso de la mentira es, según ellos, un estrategia válida.
    No soy tan ingenuo como para creer en gobiernos puros. El poder nunca es inocente. Lo que sorprende (si cabe todavía la sorpresa) es la aceptación oficial de que la sinceridad no es su prioridad y más extraordinario es que los seguidores del chavismo acepten que su dirigencia los mantenga en la inopia con la excusa de despistar a los enemigos (en la guerra no hay confrontación de ideas ni espíritu democrático, lo que hay son enemigos).
    Del lado de la oposición priva el pensamiento mágico y una errada interpretación (compartida con el chavismo) que Chávez es un fenómeno telúrico o un accidente histórico (escoja el que le guste) para el cual no hay sino explicaciones que trascienden lo racional. Para mi es (fue), tan solo, el polvo que ha quedado de aquellos lodos.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la psicología evolucionista, tema que compruebo se defiende con bastante seriedad en este blog, y por el cual he llegado aquí. Lamentablemente compruebo también (y temo que sea una de sus implicaciones y consecuencias políticas, cosa que sigo reflexionando) que la gran mayoría de los exponentes y defensores de dicha corriente psicológica son contrarios al pensamiento de izquierda (será quizá por la influencia directa o indirecta que puedan tener del "darwnismo social", justificación "científica" del liberalismo económico desregulado al que se opuso (correctamente según mi punto de vista) Hugo Chávez.

    Aclaro que no soy venezolano, pero creo firmemente que Chávez entregó una mucho mejor Venezuela que la que recibió en 1999 (esto se deduce también de datos de diversos organismos internacionales), hundida en el colonialismo, del cual aún no se desprende del todo, pero que sin duda ha dado pasos en ese sentido en los últimos 14 años.

    Dejo un par de enlaces a videos donde he hablado sobre Venezuela.

    http://www.youtube.com/watch?v=uXisuKwOBWU

    http://www.youtube.com/watch?v=8hKUQE0KIuo

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. En este artículo, no someto a discusión si Chávez en balance hizo bien o mal. Sólo destaco que sostuvo creencias absolutamente irracionales (el hombre nunca llegó a la luna), y que tras su muerte, sus seguidores han continuado esas creencias absurdas (Chávez fue asesinado por un cáncer implantado por la CIA). Una persona con un mínimo sentido crítico debe reprochar semejantes barbaridades.

      Eliminar
  6. asi es amigo el ex presidente chavez tenia muchas tendencias absurdas e irracionales Chavez Irracional - Hugo Chavez Esta Loco nas nada me despido

    ResponderEliminar
  7. El post es viejo, el fulano se fue hace ya casi un año, ¡pero que coño!, como valoro las Ciencias, el pensamiento crítico, la cordura y la cabeza fría a la hora de tomar decisiones de cualquier índole y hacer política, tengo que decirlo,

    Hugo Chavez nunca reconoció a las FARC como grupo terrorista y, ademas de insistir a muchos países que le quitaran (¡a Colombia incluida!) esa calificación, dijo que eran un simple grupo insurgente con un proyecto político reconocido y respetado en Venezuela (gobierno de Venezuela, en honor a la verdad).

    Hugo Chavez lanzo insultos contra la riqueza económica en si misma (¡ser rico es malo!), un arrebato que por cierto, recuerda mucho la actitud que había en la antigua cacería de brujas en Europa; promovió un odio casi irracional hacia los estadounidenses por el solo hecho de ser estadounidenses (¡yanquis de mierda, váyanse al carajo!), de la misma forma que los nazis odiaban a los judíos, Chavez odiaba a los gringos, a fin de cuentas, si lo que en verdad detestaba era el sistema capitalista, como afirman algunos defensores suyos, ¿por qué nunca mando al carajo de la misma forma que lo hizo con los gringos, a los alemanes, a los canadienses, a los japoneses, etc.? ¡Pero ante China abre los brazos! Hipocresía pura.

    Y respecto a las conspiraciones no se queda atrás, suscribió (de forma implícita y disimulada) la teoría de que EE.UU., usando su instalación científica HAARP, provocó el terremoto de Haití del 2010; tal exabrupto solo puede venir de una mente (o mentes, ya que sus seguidores fueron los que mas hicieron eco esta teoría) primitiva y ajena a la Ciencia y el sentido común.

    Las sospechas de Christopher Hitchens era ciertas, el tipo era un pigmeo, y el que se sucedió es peor, reencarnaciones en pajaritos que bendicen, caras que aparecen en un muro, la multiplicación de los penes en la Biblia (aunque reconozco que me partí de la risa cuando lo vi), un largo etc. ¿Cómo, pregunto, con todo respeto y sabiendo que el webmaster es una persona culta e inteligente, puede esa clase de gobierno con esa clase de lideres estar en poder, y para colmo, haber llegado al poder de forma democrática?

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu comentario. Nunca había escuchado a Chávez decir que EE.UU. generó el terremoto de Haití usando una instalación científica, pero lo buscaré; mil gracias.

      Eliminar
    2. Hola, la noticia es ya algo vieja, y no fue Chavez en persona quien lo dijo, pero si sus seguidores por medios informativos del gobierno, aquí dejo el link del post del blogger (venezolano también, por cierto)por el cual yo me enteré:

      http://opuscrisis.blogspot.com/2010/01/obama-causa-el-terremoto-de-haiti-haarp.html

      Como dije antes, si bien no lo dijo de forma directa, tampoco hizo nada para desmentirlo, a fin de cuentas, el es uno de los mayores responsables de difundir las teorías conspirativas, de cualquier índole, saludos.

      Eliminar